viernes, 16 de febrero de 2018

Paula Ormaechea: "Soy una agradecida. Quiero disfrutar y seguir trabajando duro para tratar de subir lo máximo posible"


Puño apretado para Paula en Asunción: cuatro victorias en cuatro partidos. 

S
us festejos efusivos, sus triunfos en serie y verla lucir nuevamente la camiseta argentina en la reciente Zona Americana I de la Fed Cup en Asunción fueron escenas que nos remontaron a algunos años atrás, cuando Paula Ormaechea supo posicionarse entre las mejores 100 tenistas del ránking WTA durante las temporadas 2013 y 2014. Es que no es menor el lugar que ocupa la sunchalense en la historia reciente del tenis argentino: última compatriota entre las top 100 del circuito en singles (fue 59ª en Octubre de 2013), última en disputar una final del tour (Bogotá '13), última en ganar partidos en cuadros principales individuales de Grand Slams, convirtiéndose en protagonista, además, de victorias notables ante rivales top como Halep, Shvedova, Schiavone, Robson, Muguruza, Konta o Vandeweghe. Todos estos factores hacen que contemplarla nuevamente en una cancha de tenis, desplegando su juego con integridad después de una operación de muñeca izquierda en Enero de 2017, entusiasme sobremanera a los seguidores del tenis femenino nacional y también, lógicamente, a la propia Paula. 

"Este año lo voy a poder jugar completo y por eso soy una agradecida. Quiero disfrutar y seguir trabajando duro para tratar de subir lo máximo posible. Yo me siento muy bien y sin molestias físicas. Ahora es cuestión de seguir sumando nivel con buenas jugadoras para tener mejores sensaciones", le cuenta desde Brasil Ormaechea a Tenistas Argentinas, próxima a disputar varios Women's Circuits en el país vecino. Y continúa: "Estoy muy bien, plena y con muchas ganas. No fue fácil volver después de la lesión, siempre hay miedos pero la llevo bien, las sensaciones siempre fueron buenas y eso ayuda mucho. Espero poder competir normalmente todo el año y sumar, aunque las dudas siempre recaen del lado económico, de si será posible o no hacerlo".

Respecto a la serie en Paraguay, donde se mantuvo invicta en sus cuatro presentaciones, Paula comenta: "Siempre jugar Fed Cup para mí es especial, me gusta y motiva mucho, así que traté de aprovechar y disfrutar todo. Nunca es fácil abrir las series, porque sabés que si perdés tu compañera entra 1-0 abajo y con menos tranquilidad, no diría que es presión, más bien un desafío. En el equipo hay un lindo grupo de humanos antes que deportistas y eso lo hace mucho mejor, entre todos estuvimos muy cómodos y eso está muy bueno para pensar en el futuro". 

Por último, consultada sobre si tiene objetivos específicos respecto al ránking en este año que recién comienza, responde: "No. Nunca me puse objetivos de ránking, ni cuando estuve dentro de las 100. Siempre creí mucho en el trabajo fuera de la cancha para mejorar, y sigo pensando lo mismo".

Finalista en un 15K de Turquía en el cierre de 2017, Paula parece ir recobrando poco a poco el juego que la volvió una insignia de nuestro tenis de mujeres, descubriéndose como una figura carismática y magnética, dueña de un atractivo particular para el público. El esfuerzo, las ganas y el compromiso figuran en el capital de una deportista que se destaca no sólo por su talento, sino también por su mentalidad y determinación. Paula Ormaechea, sin dudas, tiene mucho para seguir brindándole a este sector del deporte.


Paula en acción en Roland Garros 2014, donde llegó hasta la tercera ronda, misma
instancia que en 2013. Además superó rondas en Australia y el US Open.   


  • Fotos: Prensa AAT, Roland Garros. 



domingo, 11 de febrero de 2018

Fed Cup: Motivos para ilusionarse en Asunción


Catalina Pella mostró un nivel muy alto en Paraguay. 

Argentina cerró con un tercer puesto su experiencia en la Zona Americana I de la Fed Cup, la copa mundial del tenis femenino que se disputó por estos días en Asunción. La competencia se preveía sumamente pareja y así lo fue durante toda la semana con presentaciones muy destacables de nuestras compatriotas. Triunfos sin ceder puntos sobre Guatemala y Venezuela y una derrota ajustada 2-1 con el favorito Brasil compuso el recorrido de Catalina Pella, Paula Ormaechea, María Irigoyen y Stephanie Petit en el Grupo B, antes de vencer a las colombianas para alcanzar un lugar en el podio. 

"Nos duele la derrota por lo cerca que estuvimos de la victoria, pero sabemos que hemos hecho las cosas bien. Es indiscutible que queríamos ganar y a eso vinimos a Asunción. Pero nos podemos quedar tranquilos porque dimos todo lo que teníamos en cada partido, en cada pelota. No tenemos qué reprocharnos. Estoy orgullo de la forma en la que las jugadoras nos representaron como equipo y como país", contó el capitán Marcelo Gómez luego del traspié con el conjunto brasilero. En aquel match, Ormaechea ganó su partido vs. Kurata (la sunchalense resultó invicta toda la serie, con un récord de 4-0 entregando sólo un set vs. las venezolanas), Pella le plantó un encuentro notable a la 59 del mundo Haddad-Maia (fue 6-2 -4-6 y 6-4 para top 100) y finalmente el dobles de Irigoyen y Catalina cayó por 6-1 -3-6 y 6-2 con las futuras subcampeonas.

Paula Ormaechea, firme en todas sus presentaciones. 

A las sensaciones gratificantes que despiertan ver a Catalina desplegando todo su potencial (días atrás fue campeona en Túnez y sacó un partido exigente ante Gámiz, la mejor singlista de Venezuela), a Paula reencontrándose con su nivel (recordemos que venía de disputar una final en Antalya a finales del año anterior y que regresó a la Fed Cup después de casi tres años) y a María siempre presente para jugar por su país, se suma la aparición de Petit, quien además de disputar con solvencia los primeros dobles junto a Mery, se dio el gusto de definir el cotejo vs. Colombia que le dio el tercer lugar a Argentina. Un debut excelente para una jugadora que ascendió más de 500 puestos la campaña pasada y que todavía tiene herramientas para seguir progresando. Elementos para rescatar de un torneo que, por otra parte, mostró a las chicas muy unidas, entusiasmadas y conformando un grupo que emocionó al público luchando cada partido bajo un calor asfixiante. No estuvo el título, pero sobró equipo. Y si consideramos que a ellas pueden sumarse integrantes como Nadia Podoroska, Lourdes Carlé y otras jóvenes talentosas, los motivos para ilusionarse con el ascenso en la competencia y en las carreras individuales de cada jugadora no son inverosímiles.

La experiencia de María Irigoyen y Marcelo Gómez y el debut de Petit, otras postales de la serie. 

Argentina recién volverá a competir en la Fed Cup el año próximo en la misma categoría con sede a confirmar. Con estas chicas, la entrega, la pasión y el compromiso están garantizados. 


La delegación argentina completa después de conseguir el tercer puesto y cerrar su actuación en Paraguay. 


  • Fotos: Prensa AAT y Fed Cup. 


viernes, 2 de febrero de 2018

El equipo argentino de Fed Cup comenzó sus entrenamientos rumbo a Asunción

Algunas imágenes de las prácticas del jueves: calor, intensidad y el objetivo del ascenso. 

En las instalaciones del club El Abierto, el seleccionado argentino de Fed Cup representado por Catalina Pella (288ª WTA tras sumar su título en Túnez), Stephanie Petit (527ª) y Paula Ormaechea (645ª) -María Irigoyen, la cuarta integrante, se encuentra jugando dobles en Estados Unidos- inició los entrenamientos pensando en la venidera serie por la Zona Americana I de la competencia en Asunción donde buscarán un lugar en el repechaje al Grupo Mundial II. 

Bajo un intenso calor (condiciones similares pueden esperarse en Paraguay), las chicas dirigidas por Marcelo Gómez pelotearon con intensidad en doble turno (la junior Andrea Farulla Di Palma fue invitada como sparring) y recibieron la visita de Daniel Orsanic y José Luis Clerc. Los ritmos de juego fueron intensos, Catalina, Paula y Stephanie se mostraron muy sólidas y potentes desde el fondo de la cancha, con buen clima entre ellas tanto en las prácticas como en el almuerzo grupal. Las chicas viajan el sábado a la capital paraguaya y comenzarán su actividad el miércoles a las 14hs. ante Guatemala, luego seguirán el jueves vs. Venezuela y el viernes se medirán con Brasil. En declaraciones a la prensa, todos coinciden en lo parejo de la serie, en la menor presión que implica no ser favoritos y en la solidez del plantel albiceleste. 

En nuestro Instagram pueden encontrar más fotos y videos de la puesta a punto de las chicas. 

  • Fotos: Tenistas Argentinas. 

domingo, 21 de enero de 2018

La semana de las argentinas: Pella campeona en Túnez; Irigoyen y Carlé presentes en Melbourne

Catalina con su trofeo en Túnez, vía Pella Tenis. 

Fueron días de bastante actividad para las tenistas nacionales. Por un lado, María Irigoyen y Lourdes Carlé estuvieron compitiendo en el Abierto de Australia, primer Grand Slam de la temporada, mientras que Catalina Pella abrió la competencia en Women's Circuits para nuestras compatriotas con un título en el 15K de Hammamet.

En su primer certamen de la temporada y después de una intensa preparación las semanas previas, Catalina Pella comenzó el año en notable forma quedándose con el campeonato en individuales y el subcampeonato de dobles en el certamen tunecino. La bahiense de 24 años, singlista número uno del país y 300ª WTA, derrotó en una intensa definición 6-4 - 6-7 (5) y 6-4 a la italiana Zmau (636ª, campeona de dos torneos en la misma ciudad en 2017) para alzarse con su octavo trofeo en singles y concretar un exitoso arranque de ciclo. En dobles, por su parte, llegó hasta la final con la griega Papamichail.

"Me sentí bien en la semana, aunque la final fue mucha cabeza, había demasiado viento y no se podía jugar", le cuenta a Tenista Argentinas Pella, quien sólo habia cedido un set en la competencia en cuartos de final ante la rusa Marfutina (560ª). Las clasificadas Bertoldo y Remy y la cuarta favorita taiwanesa Hsu (382ª) fueron las otras rivales vencidas por Catalina que seguirá compitiendo en Túnez hasta la venidera Fed Cup en Paraguay.

Catalina Pella en África durante el torneo de Hammamet. 

Por cuarta edición consecutivo, la tandilense Irigoyen fue la única argentina compitiendo en un cuadro principal de mayores en Melbourne, situación que no sólo refleja la carrera de esfuerzos y superación constante de María sino que también mantiene al tenis femenino de nuestro país con una representante en la elite del circuito. La zurda y su compañera rumana Buzarnescu no pudieron en su presentación con las octavas favoritas y campeonas de Grand Slams Hsieh/Peng pero lucharon en buen nivel antes de caer 6-3 y 7-5. 



Tampoco pudo sumar victorias en su primera experiencia en Australia Lourdes Carlé. La número 12 del mundo Sub-18 y de gran cierre de año en el circuito juvenil se topó en su debut en el cuadro de Juniors con la ascendente estadounidense Hewitt, quien se impuso 7-6 (5) y 6-4 exhibiendo una potencia desbordante para la argentina. Cabe resaltar que la deroense de 17 años no jugó un mal partido, defendiéndose con precisión de los potentes golpes de la norteamericana, que venía de llegar a semifinales en el torneo G1 de Traralgon la semana previa. Lourdes (también superada en primera ronda de dobles) mostró buenos servicios, sus habituales variantes, contragolpes y actitud de lucha durante todo el encuentro pero no pudo con la intensidad de una rival que acertó numerosos winners y que se adaptó mejor a la rápida superficie del torneo. 

Carlé festeja un punto en el Australian Open. Primera experiencia en Oceanía para ella. 


  • Fotos y video: Catalina Pella;  Australian Open; Getty Images. 

sábado, 6 de enero de 2018

Recuerdos de Oceanía

Florencia Labat en la premiación de Brisbane '94 junto a Lindsay Davenport. 

Las carreras exitosas de Florencia Labat y Mercedes Paz también supieron encontrar muy buenas actuaciones en los torneos de comienzo de temporada de la gira oceánica. En este post, dos de las tenistas más importantes de nuestro tenis femenino recuerdan algunos hitos de sus campañas en el continente insular.

Florencia Labat en la final de Brisbane

Desde los inicios de la WTA a comienzos de los 70's, la ciudad de Brisbane fue uno de los escenarios más importantes previos al Abierto de Australia, primer Grand Slam de la temporada. A lo largo de la historia, estuvieron presentes en el certamen de Oceanía grandes figuras del tenis mundial como Martina Navratilova, Steffi Graf, Hana Mandlikova, Helena Sukova, Pam Shriver, Conchita Martínez o Lindsay Davenport, entre varias otras. Disputado hasta 1994 para luego regresar en 2009 con campeonas ilustres como Serena Williams, Kim Clijsters, María Sharapova o Victoria Azarenka, el tradicional torneo de apertura del circuito tuvo a nuestra compatriota Florencia Labat como subcampeona en una de las actuaciones más destacadas de su carrera.

Justamente en la edición del '94, la zurda porteña jugó allí su primer evento de la temporada venciendo en forma sucesiva sin ceder sets a De los Ríos (118ª), Stubbs (174ª), Hiraki (134ª), Jaggard (91ª) y Magdalena Maleeva (16ª), antes de caer 6-1 - 2-6 y 6-3 con una ascendente Lindsay Davenport, de 18 años y ya top 20 del planeta. "Recuerdo que fue el primer torneo de esa gira y que había ido con muchas ilusiones a empezar el año después de la pretemporada. Llegar a la final fue más de lo esperado, hacía muchísimo calor (la búlgara Maleeva se retiró por deshidratación), no era fácil jugar ahí", le comenta a Tenistas Argentinas Florencia, 11ª favorita del certamen y 51ª del ránking mundial de singles por aquel entonces. "El partido con Davenport fue muy parejo, ella le pegaba muy fuerte", agrega sobre el match decisivo.

Aquel año se convertiría en el más trascendente en la carrera de Labat, quien disputaría otras dos finales del circuito grande en Singapur y Yakarta, llegaría a octavos de final de Wimbledon y vencería a rivales encumbradas como Sabine Hack (15ta.) o la propia Shriver, ex top 3 del planeta. Esas actuaciones le permitieron a Florencia alcanzar su mejor registro WTA en individuales en el lugar 26º a mediados de Septiembre. Ya en 1995, la ex número uno del país tras el retiro de Gabriela Sabatini, iba a tener otra gran alegría con su medalla dorada en los Panamericanos de Mar del Plata, una de tantas satisfacciones que se dio a sí misma pero también a todos los argentinos. Como en ese verano caluroso de Brisbane cuando la figura de Florencia Labat, con justicia, estuvo presente en una de las finales más prestigiosas de la temporada.

Mercedes Paz y un regalo de los All Blacks 

Junto a Brisbane, el certamen de Auckland es otra de las citas clásicas de comienzo de año en la WTA. En la capital neozelandesa, Mercedes Paz supo ser campeona en dobles en 1994 y semifinalista en singles en el '91, temporada que la encontró 28 del listado internacional en individuales. "El doble lo ganamos con la canadiense Hy-Boulais. En el '91 llegué a semis de singles y como era fanática del Rugby me regalaron la camiseta del capitán del los All Blacks, que estaba ahí mirando el partido", recuerda Mecha. Y suma: "para jugar esos torneos sacrificabas Navidad porque tenías que ir unos días antes por el cambio de horario. Se jugaban en rebound ace, superficie similar a la de Australia, para que sirva de preparación". 

Camino a la conquista del '94, Paz y su compañera lograron un buen triunfo en semifinales ante Inés Gorrochategui y la holandesa Vis. En el cuadro de individuales, Inés fue subcampeona cayendo con la estadounidense Helgeson-Nielsen. 


  • Fotos cortesía Florencia Labat. 

lunes, 1 de enero de 2018

Fuego eterno

Ilustración de Lucas Marano para Tenistas Argentinas. 

Difundir un deporte cuando los resultados son satisfactorios es una tarea amena y productiva: se suman lectores, aumentan los seguidores en las redes sociales y, principalmente, uno está feliz por los resultados de esos deportistas que aprecia y admira. Sin embargo, el verdadero amor por aquello que a uno lo apasiona, le interesa y le dan ganas de propagar se revalida en los momentos de dificultad, de flaqueza, en las ocasiones que las derrotas exceden los triunfos y los lamentos las alegrías.

Por distintas razones (lesiones mayormente), este no fue un año positivo para el tenis femenino argentino, en especial en la rama profesional de singles, aquella que, históricamente, despierta más interés en los espectadores. Como autor de esta página, muchas veces me veo interpelado acerca de cómo poder despertar entusiasmo, pensar contenido atractivo y acercar más público a este sector del deporte que tantas alegrías nos dio, cuando los resultados no son los mejores. Ante estas inquietudes, mi respuesta siempre es difundir y seguir publicando constantemente aunque se trate de logros en apariencia mínimos. Pero no solamente transmitir las victorias del presente sino también reconocer y recordar aquellas hazañas y jugadoras del pasado que edificaron lo que es actualmente nuestro tenis de mujeres con Gabriela Sabatini como referente principal pero también con otros nombres colosales como Paola Suárez, Norma Baylon, Gisela Dulko, Mary Terán de Weiss, Inés Gorrochategui, Ivanna Madruga, Florencia Labat, Raquel Giscafré y muchísimas más. Integrar la historia a la actualidad para fomentar un público que aprecie las proezas de este sector del deporte y también, al mismo tiempo, considerar el futuro como posibilidad de calmar esa ansiedad por volver a los primeros planos, de estar la altura de los esfuerzos y el talento que desplegaron -y despliegan- nuestras tenistas. En ese sentido, la temporada de Lourdes Carlé fue un bálsamo de lujo para la rama femenina del tenis argentino. 

Cada uno conoce íntimamente cuándo fue el momento en que descubrió la pasión por un deporte o determinado gusto, y también, quizás, por qué fue esa actividad la elegida y qué función cumple en la propia vida. A riesgo de exponerme, a mí el tenis en general y el femenino en particular me trajo paz en una adolescencia difícil, me hizo festejar y alegrarme por los desempeños de las chicas cuando en mi entorno las cosas no estaban muy bien. Seguir tenis, jugar tenis, fue un placer reparador, revitalizante, sano. Ya convertido en adulto, poder contribuir a la difusión y al reconocimiento de jugadoras tan admiradas, fue un deseo cumplido. 

Los tiempos difíciles son grandes reveladores de los fuegos eternos. Aunque todo esté mal, aunque el mundo interno colapse, las pasiones profundas y genuinas continúan erguidas indestructibles en el alma y nos siguen deleitando, más allá de los resultados circunstanciales. Desde este espacio, y en el séptimo aniversario del blog, puedo afirmar que cada vez disfruto más del tenis femenino argentino y renuevo el compromiso por seguir difundiéndolo y defendiéndolo de la mejor manera posible. 

¡Feliz 2018 para todos!

Gabriel


jueves, 28 de diciembre de 2017

Marcelo Gómez: "Disfruto muchísimo las semanas de Fed Cup"


Gómez y el equipo argentino de Fed Cup en Metepec en la última Zona Americana. 

A lo largo de esta temporada, el entrenador Marcelo Gómez tuvo la posibilidad de estar presente en varios de los torneos más trascendentes para el tenis femenino argentino. Capitán oficial del equipo mayor de Fed Cup desde 2017 (en 2106 fue campeón de la Zona Americana I como reemplazante de María José Gaidano), el formador de Juan Martín del Potro también dirigió el plantel Sub-16 que fue subcampeón Sudamericano y sexto del mundo en la Junior Fed Cup y acompañó a su jugadora Lourdes Carlé en diversos certámenes de importancia, incluido el Masters juvenil de Chengdu. En esta nota con Tenistas Argentinas, Gómez recorre el año de nuestras jugadoras y cuenta su experiencia trabajando en la rama femenina de este deporte. 

Fed Cup: lo que dejó México, lo que viene en Paraguay

"Empezamos la serie en Metepec jugando contra Chile, un equipo que sorprendió desenvolviéndose espectacular en la altura, cosa que es muy difícil. Después de ese partido hablamos mucho con las chicas, fue muy duro perder el primer encuentro, yendo con chances, con las chicas en un gran momento. Desde ahí jugaron bárbaro con triunfos ante Brasil y Colombia que tenía a Duque-Marino y ya después dependimos de otros resultados aunque terminamos primeros de Grupo", recuerda el capitán la experiencia en México, cuando Argentina estuvo cerca de disputar la definición. 

Respecto a la próxima serie de Febrero en Lambaré, Paraguay, comentó: "Para este año estoy definiendo el equipo, tengo que seguir hablando con las jugadoras. Lo bueno es que todas las mejores están disponibles y lógicamente vamos a tratar de tener el mejor equipo posible, es una serie muy competitiva y la idea es incorporar a jugadoras que no estuvieron en Metepec". 

El nivel de las chicas profesionales

"Nadia Podoroska es sin dudas la que tuvo mejores resultados en el último tiempo y tiene mucho potencial con un tenis moderno que es el que nos interesa. Las lesiones le complicaron el año, no pudo jugar mucho y lo más importante es que se cure bien. El de ella es el tenis que nos gusta y ya la vamos a ver por televisión jugando grandes partidos en grandes torneos", describe Marcelo a la rosarina. Y cierra: "Catalina Pella también tiene mucho potencial, está haciendo una pretemporada muy exigente y si bien no tuvo muy buenos resultados en singles esta temporada, le fue bien en dobles y puede seguir creciendo. De Mery Irigoyen ya conocemos sus grandes resultados en dobles y algo importante es que siempre está dispuesta a jugar por su país en la Fed Cup".


Marcelo junto a Lourdes y los otros argentinos en el Masters de Chengdu

Los progresos de Carlé 

"Los cambios favorables que tuvo Lourdes vienen por la madurez y por jugar mejor", enfatiza Gómez. "Ya el 2016 había tenido buenos resultados jugando con las mejores en torneos grandes y lo terminó muy bien. Este año empezó más o menos y repuntó en el US Open y China con dos semifinales. Está madurando, el título en San Lorenzo sumó mucho y con apenas unos torneos Women's Circuit jugados ya está entre las mejores siete tenistas del país en mayores. La idea es que juegue más torneos profesionales. Empezamos en el Australian Open Junior y después es probable que juegue profesionales en Brasil". 

Las sub-16

"El Mundial Sub-16 fue un muy buen torneo para las chicasAna Geller y Jazmín Ortenzi estuvieron en un gran nivel y Maia Haumüller jugó bárbaro también en dobles. Fuimos sextos y tuvimos un muy buen partido con Japón, donde sabíamos que si íbamos al dobles iba a ser muy difícil por el nivel de las rivales, con una chica que ganó un 25K en mayores. La idea es que las juniors vayan jugando más profesionales, aunque todavía tienen límites de edad y no pueden estar en muchos Women's Circuits. En el caso de Ana en particular jugó en un nivel altísimo en Hungría con un triunfo ante una top 30 Sub-18. Ella todavía está con su escolaridad y quizás no puede por cuestiones de tiempo trabajar tanto lo físico pero tiene un gran juego". 

El tenis femenino

Como buen profesional que es, Marcelo Gómez sigue día a día los resultados de las argentinas y está en contacto frecuente con otros entrenadores. Inmerso de lleno estos tiempos en el tenis de mujeres, resalta para concluir: "Es un gran placer, me da mucha alegría trabajar con las chicas. En relación a los varones, son más aplicadas, más obedientes y más compañeras que ellos.  Sí noto que tienen otra manera de estar adentro de la cancha, quizás más sentimental, más sube y baja, no hay término medio como puede pasar con los varones. La verdad es que estoy muy contento de trabajar con ellas, disfruto muchísimo especialmente cuando trabajamos en equipo como en las semanas de Fed Cup". 


El capitán y las jugadoras de fondo en la Junior Fed Cup de Budapest. 




  • Fotos: @mery_irigoyen; ITF, Fed Cup.